TIGRE LE GANÓ A VÉLEZ Y SUEÑA CON QUEDARSE EN PRIMERA

Publicada por el 6 marzo, a las 17:05 PM Imprimir

Tigre sigue no se da por vencido. En Liniers, el equipo dirigido por Néstor Gorosito le dio vuelta el partido a Vélez: con goles de Federico González, superó 2-1 al Fortín, logró su tercer triunfo al hilo y sueña con la permanencia en la Superliga. Luis Abram había abierto el marcador para el local, que no logró igualar la línea de river en la puja por lograr una plaza para la Copa Libertadores 2020.

Durante la primera media hora de partido, Vélez se dedicó a transformar al arquero Marinelli en figura. Con presión extendida y ataques dinámicos, con muchos hombres en campo contrario, encerró a Tigre en 30 metros y generó varias situaciones de gol. Pero entre el portero ex River y la falta de precisión en varios intentos (el Monito Vargas y Leandro Fernández, de los que más probaron al arco), al local le costó quebrar al elenco de Néstor Gorosito.

El correr de los minutos le fue permitiendo al Matador asomar más allá de la mitad del campo, más allá de que el plan inicial pareció ser aprovechar los espacios que dejó el fortín para el contragolpe. Menossi asustó con un tiro lejano y Federico González le dio trabajo a Lucas Hoyos. Sin embargo, a los 41′, Vélez encontró la apertura del marcador en su momento menos inspirado y por la vía menos explorada: la pelota parada: el defensor Luis Abram, de arremetida, anotó el 1-0.

(Télam)
(Télam)
Pero Tigre reaccionó en el inicio del segundo tiempo. Se adelantó en el campo, con paciencia y, a partir de una jugada elaborada, a los 5 minutos consiguió la igualdad: Alcoba asistió a Federico González, quien con un toque firmó el 1-1.

El gol le dio otro impulso al conjunto de Victoria, que ya no se vio avasallado como en el primer tiempo. Leandro Fernández contó con dos oportunidades claras (una palomita, apenas un minuto después de la igualdad, y un mano a mano que desperdició con un globo por encima de Marinelli), pero Tigre consiguió dividir la posesión y, desde la sapiencia de Montillo, lastimó. Y a los 32′ de la etapa complementaria, volvió a golpear. El ex San Lorenzo, Cruzeiro y Santos filtró un pase para González, que remató al cuerpo del arquero, pero la respuesta de Hoyos fue defectuosa: 2-1.

Los cambios en Vélez (ingresaron dos revulsivos como Barreal y Almada y un 9 más clásico, Rodrigo Salinas) no le dieron los resultados esperados a Heinze. Su equipo empujó, pero ya sin las luces de la etapa inicial. Y Tigre celebró su recuperación. Y sueña.

Pirulo San Fernando Tigre

Relacionados

Los comentarios fueron cerrados.