4 VENDEDORES DE AUTOS DETENIDOS POR ESTAFAR A CLIENTES

Publicada por el 4 julio, a las 09:16 AM Imprimir

El anzuelo era publicar la venta de coches 0KM a un precio muy inferior al del mercado. Una vez que capturaban la atención del comprador le hacían pagar un adelanto. La operación se frustraba finalmente y los estafadores se quedaban con esa plata. Para que la jugada saliera bien, tenían hasta un “manual de excusas”.

Son cuatro los responsables de una agencia de autos de San Isidro que fueron detenidos, acusados de integrar una asociación ilícita que cometió 31 estafas por casi cinco millones de pesos. Durante los allanamientos, los investigadores secuestraron el “manual de excusas” con el que se preparaba a los empleados para poner pretextos y enfrentar a los estafados cuando les reclamaban la entrega del auto o la devolución del dinero.

El caso se conoció este jueves pero los arrestos fueron realizadas el lunes pasado en la agencia “Angros SA”, ubicada a metros del shopping Unicenter de Martinez.

Fue el juez de Garantías N°1 de San Isidro, Ricardo Costa, quien ordenó los arrestos del dueño de la agencia, su mujer, el gerente comercial y el presidente de la sociedad, quienes quedaron imputados por los delitos de “asociación ilícita” y “estafas”.

La investigación se inició en 2018 en base a 31 denuncias: las víctimas afirmaban haber sido estafadas por una agencia de Beccar sobre la AV Libertador al 18200 que, primero, se llamó “Biware” y luego “BecCar”

Según los investigadores “La maniobra se iniciaba publicando en reconocidos sitios de internet de venta de autos, vehículos 0KM de varias marcas a precios rebajados. Al interesado le cobraban un adelanto del alrededor del 10 por ciento y le hacían firmar un contrato que establecía que si la operación se caía, perdía ese dinero.

En una segunda etapa, los vendedores de la agencia ponían en juego las reglas de ese “manual de excusas” con el que habían sido entrenados para pedir más dinero o para dilatar la operación y, entonces, lograr su cometido: que indefectiblemente se cayera y se quedaran con el adelanto.

Algunas de las excusas que los vendedores usaban eran, por ejemplo, “el aumento del precio del dólar, la situación del país o cuestiones relacionadas a los modelos de los coches”.

Cuando acumulaban denuncias o escraches en los foros de los sitios de ventas, mutaban de local, dirección, razón social, la conformación societaria y de vendedores, para poder continuar en otros sitio y con otro nombre, la misma estafa.

Luego de que en diciembre pasado se allanara la agencia de Beccar, la fiscal Asprella descubrió que los mismos denunciados habían montado el mismo tipo de negocio en el local de Martínez.

Destacados San Isidro

Relacionados

Los comentarios fueron cerrados.