ELISA CARRIÓ SE DESPIDIÓ DE MACRI Y ANUNCIÓ QUE SE RETIRA DE LA POLÍTICA

Publicada por el 28 octubre, a las 21:29 PM Imprimir

“Seguramente el año que viene no estaré más en la política”. Elisa Carrió pasó unos minutos por la reunión política convocada esta tarde en Casa Rosada por Mauricio Macri en la que aseguró que le comunicó al Presidente su decisión de retirarse de la política activa: “Me acabo de despedir”.

De esta manera, la líder de la Coalición Cívica remarcó que terminará de formalizar la decisión a partir de enero, cuando oficialice su renuncia a la banca –su mandato termina en 2021–, según confirmaron sus voceros.

Tras el anuncio, le envió un mensaje al interbloque de Cambiemos en la Cámara baja. Les trasladó a los legisladores el mismo mensaje que al Presidente y añadió que su deseo es que la bancada continúe. Les explicó que se jubila para dedicarse a la familia, que recorrió 15 mil kilómetros en campaña y mostró su satisfacción por la elección, al remarcar su “orgullo” por los diputados: el bloque de la CC tendrá 15 a partir de diciembre.

“Hace años que quiero esto. Ese es mi sueño. Primero quería que (Macri) sea Marcelo T. de Alvear, y lo fue. Ahora mi causa es el humanismo global. Yo quiero pelear por la humanidad. Llamo a la unidad de todos los argentinos”, dijo “Lilita” en el Patio de las Palmeras de la Casa Rosada ante Infobae y otros medios acreditados, distendida.

Carrió les anunció su definición a los principales dirigentes de Juntos por el Cambio que se congregaron en Casa Rosada a partir de las 17, en la mesa que había sido creada por el Presidente después de la debacle electoral de las PASO. Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Rogelio Frigerio, Gerardo Morales, Mario Negri, Gustavo Valdés, Patricia Bullrich, Federico Pinedo y Miguel Ángel Pichetto, además de Macri, fueron de la partida. También participó Mario Quintana, de extrema confianza de la diputada. El día después de la derrota que terminó con la coronación del Frente de Todos.

Ante esa casi docena de dirigentes de la cúpula de la alianza de gobierno, según pudo reconstruir este medio, la líder de la Coalición Cívica tuvo algunos cruces antes de retirarse. “Fue áspera”, resaltaron, lacónicos, participantes del encuentro. Volvió a tensionar su vínculo con el ministro del Interior, a quien acusa desde hace tiempo de trabajar para el PJ, una acusación que descartan de cuajo desde el riñón del funcionario. Y habría tenido algunas consideraciones fuertes con la conducción presidencial. Los trascendidos varían según las fuentes.

Unos minutos después, se fotografió con el jefe de Estado y su hijo Ignacio, que la acompañaba. Y se despidió con besos, mientras promediaba la reunión. Por la mañana, el mandatario había recibido a Alberto Fernández en su despacho, en el puntapié inicial de la transición, tras la derrota del Gobierno.

Ante los medios, agregó al rato que les comunicará la decisión esta misma noche a sus principales colaboradores, en un encuentro pautado con la conducción de la CC en su nueva casa del distrito bonaerense de Exaltación de la Cruz. Hasta allí llegarán por la noche, para cenar, la mesa nacional del partido y los legisladores nacionales.

En ese encuentro, la Coalición Cívica, uno de los tres partidos de la coalición de gobierno, empezará a definir la posición que adoptará a partir de diciembre, cuando el oficialismo pase a ser oposición. Hablan de una “construcción colectiva”, después de que Macri ratificara este mediodía ante su gabinete su decisión de ser líder opositor. “Carrió está convencida de que el partido está muy fuerte, y que hay contrapesos en el Parlamento a partir de fin de año”, explicaron desde su entorno más próximo.

El País

Relacionados

Los comentarios fueron cerrados.